Dos hombres venezolanos llevan bolsas de comida y otros recursos sobre sus hombros.