En la Fundación Interamericana (Inter-American Foundation, IAF) no nos especializamos en proveer ayuda en situaciones de emergencia, por lo que, cuando suceden desastres como los terremotos de México en el año 2017, nos enfrentamos a una interrogante: ¿Cómo podemos mantenernos leales a nuestro precepto de apoyar al desarrollo de base y  apoyar a nuestros socios comunitarios y reconocemos los cambios que producen los desastres naturales?

En el pasado, ayudamos a nuestros socios comunitarios a reanudar sus subvenciones para el desarrollo a través de ajustes en las actividades y en los presupuestos, siempre confiando en sus conocimientos, sus habilidades y su adaptabilidad. Nuestra revista Desarrollo de Base muestra ejemplos de nuestra respuesta ante: el terremoto de Haití en el año 2010 y los huracanes Stan y Mitch de América Central en 2006.

En el caso de los terremotos de México en el año 2017, a pesar de que muchos patrocinadores mexicanos e internacionales prestaron ayuda humanitaria inmediata, aún quedaba el desafío de ocuparse de la difícil tarea de la reconstrucción. Para este fin, confiamos en el sector de las fundaciones comunitarias del país para forjar un enfoque innovador y así lograr una recuperación a largo plazo en las comunidades afectadas. Las fundaciones comunitarias, que comprenden una región geográfica específica representadas por líderes locales, suelen ser las primeras en responder ante los desastres naturales locales.

Fundaciones para la reconstrucción de las comunidades

Las fundaciones comunitarias de México asumieron el liderazgo en los esfuerzos de respuesta inmediata para situaciones de emergencia en caso de terremotos. Estas fundaciones están preparadas para liderar trabajos inclusivos de recuperación y desarrollo a largo plazo. En los últimos 12 años, la IAF y la C.S. Mott Foundation (Mott Foundation) han apoyado el desarrollo de un sector de fundaciones comunitarias efectivas y autosuficientes en México. A partir de esta experiencia, la IAF y Mott Foundation están promoviendo la Asociación para Apoyar los esfuerzos en conjunto para Trabajos de Recuperación Después de un Terremoto. Primeramente, al trabajar junto a cuatro fundaciones comunitarias en los estados afectados de Morelos, Oaxaca, el estado de México y Puebla, la Asociación forjará un enfoque innovador para movilizar recursos que apoyen una recuperación a largo plazo. Así mismo, la Asociación proporcionará oportunidades de capacitación para la preparación en casos de desastre.

Fondo para la Recuperación después de un Terremoto y Preparación en Caso de Desastre

El núcleo de la Asociación se basa en un fondo de subvención de desafío, el Fondo para la Recuperación después de un Terremoto y Preparación en Casos de Desastre. Este fondo se desarrolla a partir de una modesta contribución entre la IAF y Mott Foundation movilizando recursos adicionales de instituciones de Estados Unidos y Canadá, que posteriormente se igualarán a los de las entidades filantrópicas, las corporaciones y las fundaciones comunitarias de México. La IAF pondrá los fondos y la asistencia técnica a disposición de las fundaciones comunitarias que trabajan en las áreas afectadas para apoyar las iniciativas de reconstrucción lideradas por la comunidad y así desarrollar la capacidad del sector de fundaciones comunitarias de México para la preparación y la respuesta en caso de desastres.

Objetivos

El objetivo principal de la Asociación es apoyar los esfuerzos de recuperación a largo plazo de las fundaciones comunitarias de México en las áreas más afectadas por los terremotos. Otro objetivo es desarrollar la capacidad de las fundaciones comunitarias de México para ocuparse de los trabajos de recuperación a largo plazo y de la preparación en caso de desastres.

Debido a que estas fundaciones comunitarias conocen mejor el contexto local, la Asociación busca desbloquear los fondos que puedan igualarse a los recursos locales para alcanzar un mayor número de comunidades necesitadas. No se trata de hacer caridad ni de prestar ayuda humanitaria. Más bien se trata de un enfoque a largo plazo liderado por la localidad para realizar trabajos de reconstrucción después de un desastre que:

  • Mejore la resistencia de las comunidades afectadas a futuros desastres naturales.
  • Aumente la capacidad de los miembros de la comunidad y las organizaciones locales para anticipar y responder ante los desastres naturales, incluyendo apoyo psicosocial para las comunidades.
  • Genere oportunidades para mejorar la seguridad alimentaria y fortalecer la resistencia de las empresas comunitarias.
  • Multiplique la modesta inversión de la IAF (contribuyente) para los esfuerzos de reconstrucción y, en consecuencia, aumente considerablemente su impacto.

Además de ser un vehículo para proporcionar fondos, la Asociación apoya la capacidad de construcción, el intercambio de conocimientos y el aprendizaje entre las fundaciones comunitarias de México y sus homólogos en otros países con experiencia en la recuperación y en la preparación para casos de desastres naturales.

Preparación para el lanzamiento

La IAF y Mott Foundation movilizarán fondos desde Estados Unidos y Canadá estableciendo un grupo de liderazgo de socios fundadores que contribuirán al fondo base. Un aproximado de $550.000 de los recursos de dicho fondo ha sido comprometido hasta la fecha. Cabe destacar que la Fundación Comunitaria de Silicon Valley y la Fundación Comunitaria El Paso, así como la Fundación Comunitaria Internacional se unieron recientemente a este esfuerzo.

Estamos trabajando con el Consejo de Fundaciones, CFLeads, así como con otras organizaciones y fundaciones comunitarias en México y en los Estados Unidos para llamar la atención sobre el fondo y aumentarlo.

Actualmente, la IAF está emitiendo solicitudes para propuestas de parte de cuatro fundaciones comunitarias en los estados afectados y de las organizaciones de la sociedad civil de México y de Estados Unidos capaces de formar a las fundaciones comunitarias mexicanas en temas relacionados con la recuperación a largo plazo y la preparación en caso de desastres.

Cuando la comunidad es líder filantropico, tiene el potencial de lograr una gran diferencia para ayudar a las comunidades a recuperarse y progresar después de un desastre natural. Confiamos en que las fundaciones comunitarias de México cuentan con la experiencia y las habilidades necesarias para estimular una recuperación y un desarrollo ascendentes.

Nota del editor: Este blog se actualizó para agregar