Quizá su organización está considerando la posibilidad de crear una alianza con otras para ampliar sus resultados. Pero, ¿cómo y cuándo debe iniciar una sociedad formal para alcanzar sus objetivos? La IAF ha desarrollado alianzas público-privadas para profundizar nuestro alcance y eficacia durante décadas. Mantenemos una cartera en crecimiento de sociedades activas con el sector privado, y también animamos a todos nuestros donatarios a asociarse con gobiernos locales, compañías y con la sociedad civil, cuando resulta apropiado, para aportar más recursos y experiencia a sus iniciativas dirigidas por la comunidad. Con base en nuestra experiencia, estas son las preguntas clave que debe responder para estar seguro de que las sociedades son sólidas y de beneficio mutuo:

¿Los beneficios superarán los costos?

Las alianzas pueden amplificar sus resultados, expandir su red y darle acceso a nuevos expertos… pero no son gratuitas. Sea sincero respecto al costo que tendrá la parte administrativa y transaccional de la alianza y negocie cómo se distribuirán esos costos entre los socios.

¿La alianza generará resultados significativos y que son centrales en su misión?

Es fácil emocionarse ante la idea de una sociedad y pasar por alto que en realidad alejaría a su organización de su misión esencial y sus fortalezas. La IAF solamente inicia una sociedad cuando está fundamentada en la promoción directa de nuestros objetivos de programación, aprendizaje y comunicación. Al mismo tiempo, vale la pena ser flexibles al explorar nuevos temas y regiones geográficas para el trabajo, mientras estas sean congruentes con la visión de la organización. 

La sociedad de cofinanciamiento de la IAF con Danone Argentina y el Fondo Danone para el Ecosistema para apoyar a la organización asociada local Fundación Avina es un excelente ejemplo de cuatro organizaciones unidas para codiseñar y coinvertir en un proyecto que está alineado con las misiones y las fortalezas de todas las organizaciones. Cada una de esas organizaciones ya tenía un largo historial de trabajo con una población vulnerable específica: los cartoneros, recicladores que recolectan y venden productos reciclables en ciudades de toda Argentina. Juntos, planeamos mejorar las condiciones de trabajo y los sueldos de 4,500 cartoneros en 35 ciudades y promover los sistemas comunitarios de reciclaje. 

¿El modelo de colaboración es creativo o innovador?

Ofrecemos a nuestros socios potenciales muchas opciones para hacer equipo con la IAF, como cofinanciamiento, sociedades programáticas y sociedades con múltiples donadores. Al ofrecer opciones a los socios se generan espacios para ampliar programas existentes o diseñar otros nuevos, usando sus fortalezas y experiencia de la mejor forma posible. También genera oportunidades para inventar soluciones creativas e innovadoras para una crisis inmediata. 

Por ejemplo, la IAF organizó una alianza con múltiples donantes para apoyar la recuperación después del terremoto en México en 2017, con Charles Stewart Mott Foundation, El Paso Community Foundation, International Community Foundation, Silicon Valley Community Foundation y Rockefeller Brothers Fund.  Con la misma, las fundaciones mexicanas como la Fundación Comunitaria Malinalco, recibieron fondos para apoyar iniciativas dirigidas a nivel local en las comunidades afectadas por los sismos, como una de la organización de base Mezcladora, que trabajó con miembros de la comunidad y estudiantes para diseñar una nueva biblioteca en la que los estudiantes pudieran continuar sus estudios. Al ampliar la sociedad para incluir a organizaciones de México y Estados Unidos, aumentamos el fondo un 923% a USD 13.3 millones y acrecentamos sustancialmente los fondos disponibles para las organizaciones de base y de la sociedad civil en un solo lugar.

¿Existe algún riesgo al iniciar la alianza?

Dado que la IAF es una agencia del gobierno de EE. UU., tenemos cuidado de evitar riesgos institucionales, incluyendo los conflictos de intereses, reales o percibidos. Hemos desarrollado un riguroso proceso de aprobación de aliados que incluye una revisión diligente para evaluar la compatibilidad de la IAF con los socios potenciales, así como los posibles riesgos legales, operativos, en la reputación y los financieros. Necesitamos saber previamente si compartimos val