Los jóvenes guaraníes de Bolivia tradicionalmente han sido marginados en los espacios públicos de debate, lo que les impide interactuar con los líderes y expresar sus inquietudes e ideas sobre el desarrollo de sus comunidades. Pero un cambio en la gobernanza hacia la toma de decisiones comunitaria está haciendo posible, y necesario, que los jóvenes participen en la vida pública en dos municipios de las tierras bajas del este de Bolivia, Charagua Iyambae y Kereimba Iyambae. Nuestro donatario, la Fundación Centro Arakuaarenda (Arakuaarenda), se ha aliado con la asociación que representa a la nación guaraní para impulsar a los jóvenes indígenas a que participen en la gobernanza local y se preparen para encabezar a la comunidad en el futuro.

Arakuaarenda y los líderes guaraníes consideran la educación como el primer paso para atraer a los jóvenes y prepararlos para convertirse en líderes de la comunidad, ya que los jóvenes con frecuencia no están familiarizados con sus derechos constitucionales. La organización ha capacitado a más de 1,500 jóvenes residentes de Charagua Iyambae y Kereimba Iyambae en el ejercicio de sus derechos como ciudadanos. Esta capacitación práctica ha demostrado ser invaluable durante la crisis por la COVID-19. En un caso, 25 jóvenes capacitados por Arakuaarenda realizaron acciones de supervisión ciudadana de sus líderes locales y se reunieron de forma virtual cuando les preocupó el posible mal uso de recursos públicos. Los jóvenes notaron que los líderes locales habían cobrado una cantidad excesiva por alimentos comprados durante una época de escasez de alimentos. Después expusieron sus preocupaciones en reuniones comunitarias, y lograron que una comisión se encargase de revisar las compras.

Young participants in trainings with Arakuaarenda split into small groups to discuss the material

Arakuaarenda también ha proporcionado a los jóvenes guaraníes las herramientas necesarias para elaborar sus propias propuestas de políticas y presentarlas a los líderes y funcionarios públicos locales. Como parte del programa, más de 300 jóvenes de Charagua han desarrollado y debatido sus propuestas para mejorar la calidad de vida de sus comunidades. Los jóvenes también se han unido para crear sus propias organizaciones comunitarias y propusieron 23 iniciativas para benefi