Notice: Trying to get property 'term_id' of non-object in /var/www/html/iaf.gov/wp-content/plugins/fusion_cptt/includes/fusion-portfolio-cpt.php on line 404

Notice: Trying to get property 'term_id' of non-object in /var/www/html/iaf.gov/wp-content/plugins/fusion_cptt/includes/fusion-portfolio-cpt.php on line 404

Las oficinas gubernamentales dependen de la participación activa de los ciudadanos para comprobar la eficacia de los trabajos y las protecciones ambientales, con el fin de garantizar que las compañías privadas sigan prácticas responsables al generar empleos, ingresos y servicios para las comunidades. En Colombia, el donatario de la IAF Transparencia, una oficina independiente de Transparencia Internacional, provee asistencia técnica y cursos para «capacitar al capacitador» sobre vigilancia ciudadana y mejores prácticas contra la corrupción a las organizaciones locales. Esta asistencia mejora la capacidad local para proporcionar a las oficinas gubernamentales información crítica sobre la forma en que están funcionando las medidas salvaguardias en sus comunidades. 

Al igual que Transparencia, el donatario de la IAF Corporación Grupo Semillas (Semillas) ha promovido una mayor paz y seguridad en algunos de los contextos más complicados de Colombia. Ambas donatarias son integrantes del Sistema de Iniciativas de Paz (SIP), una comunidad de práctica de socios y ex donatarios de la IAF que se formó después de los Acuerdos de Paz de 2016 para promover la construcción de paz comunitaria en Colombia. Después de colaborar en la comunidad de práctica, decidieron que podían multiplicar sus resultados en Cauca, una región con una gran población de indígenas y afrodescendientes activos en política y muy interesados en participar en la vigilancia ciudadana.

Members of Grupo Semillas and Corporación Colombia Joven conduct soil analysis together in a field.

Con el apoyo de la IAF, Semillas se unió a uno de los cursos para «capacitar al capacitador» de Transparencia, con otras siete organizaciones colombianas. Semillas después regresó al norte de Cauca y transmitió las lecciones aprendidas a sus aliados Corporación Colombia Joven (CCJ) y otras tres organizaciones dirigidas por afrocolombianos, enfocadas específicamente a la vigilancia comunitaria de industrias mineras que extraen materias primas, aplicando su derecho constitucional a cuidar y proteger sus tierras comunitarias.

Estas organizaciones rápidamente se dieron cuenta de los beneficios obtenidos para su comunidad al poder denunciar y abordar proactivamente los problemas que afectan directamente a sus medios de vida y sus tierras. Crearon grupos de vigilancia dirigidos por la comunidad para asegurarse de que las compañías mineras de arcilla cumplieran con las leyes y reglamentaciones existentes. Utilizando lo aprendido de Transparencia y Semillas, los grupos de vigilancia solicitaron información pública sobre las concesiones y licencias mineras y buscaron todas las infracciones a esos acuerdos. Por medio de ese proceso, hicieron una reclamación formal del derecho de sus comunidades a la consulta previa e informada, un derecho garantizado por la Constitución de Colombia, en lo referente a actividades mineras locales. Como resultado, las autoridades ambientales de Cauca están estudiando las licencias mineras para determinar su cumplimiento, y también han incorporado recomendaciones de los grupos de vigilancia para garantizar que estos negocios cumplan con las reglamentaciones ambientales, los derechos de tenencia de la tierra y las protecciones a los derechos humanos, de conformidad con las leyes colombianas.