Loading...

Haití

By |2021-03-10T13:33:59-05:003 mayo 2018|
0

proyectos activos
marzo 2021

$0

inversión de IAF

0

individuos que se benefician
directamente

Contactos para Haití

Representante de la Fundación

Carolina Cardona

Asistente de programa

Shervin Chambers

Enlace local

Dieusibon Pierre-Mérité

Estrategia nacional

Haití sigue enfrentando pobreza extrema y desnutrición. Estos desafíos empeoran debido a la inestabilidad política del país y la vulnerabilidad ante los desastres naturales. Nuestros donatarios en Haití trabajan con las mujeres y otras poblaciones desatendidas en ocho de los diez departamentos del país. Mejoran la seguridad alimentaria en zonas rurales, promueven el emprendimiento local, trabajan para reducir la violencia urbana y mejoran el acceso al capital a través de asociaciones de ahorro y préstamo. Estas inversiones aportan a la resiliencia comunitaria y promueven las prioridades identificadas por los Estados Unidos en Haití, incluyendo el marco de trabajo Caribe 2020 y la Alianza por la Resiliencia entre los Estados Unidos y el Caribe.

Otorgamos nuestra primera donación en Haití en 1975. Desde entonces, hemos proporcionado $25.5 millones a través de 181 donaciones a organizaciones locales.

Proyectos en Haití

en orden de adjudicado más recientemente

2021-03-31T12:17:39-04:00

2020 – REFRAKA

Rezo Fanm Radyo Kominotè Ayisyen (REFRAKA) apoya a una red de 30 estaciones de radio comunitarias en nueve de los diez departamentos de Haití con el fin de crear concienciación sobre la violencia de género y aumentar la capacidad de las locutoras y técnicas en radio en la producción de programas para  mujeres y la reducción de la violencia

Aprenda más ›

2021-01-31T12:04:30-05:00

2020 – GADRU

Nuestro socio donatario, Groupe d’Appui au Développement Rural (GADRU), imparte capacitación en agricultura sostenible, producción ganadera y desarrollo empresarial a 500 familias de la organización comunitaria Association des Familles Agro-écologiques de Grosse-Roche.

Aprenda más ›

2020-08-17T14:51:26-04:00

2020 – FCH-ESPWA

Fondation Communautaire Haïtienne-ESPWA (FCH-Espwa) recauda fondos de empresas privadas locales y la diáspora haitiana para luego invertir en organizaciones de base en el departamento de Grand’Anse, Haiti.

Leer más ›

2021-04-01T14:32:33-04:00

2019 – UPTKMA

Union des Paysans Tèt Kole de Mahotière (UPTKMA) capacita a los agricultores en técnicas agrícolas sostenibles como la jardinería, la producción ganadera y el almacenamiento de semillas para aumentar los ingresos y la seguridad alimentaria.

Aprenda más ›

2021-04-01T14:36:31-04:00

2019-AFADMO

Association des Femmes en Action pour le Développement de Mont-Organisé (AFADMO) ayuda a las mujeres de bajos ingresos en el noreste de Haití a aprovechar al máximo las oportunidades económicas locales.

Aprenda más ›

2020-05-11T15:54:48-04:00

2019-CED

Cooperative Espoir pour Demain (CED) brinda asistencia técnica a los agricultores rurales en la producción ganadera, capacita a los miembros de la comunidad en la práctica veterinaria y promueve la producción forestal y frutal ambientalmente sostenible para aumentar los ingresos y mejorar la seguridad alimentaria en Baie-de-Henne.

Aprenda más ›

2021-04-01T14:39:05-04:00

2019-SKDK

Sant pou la Kilti ak Devlòpman Karis (SKDK) brinda asistencia técnica a 800 productores a través de ocho organizaciones comunitarias en las aldeas de Karis, Montòganize y Monben Kwochi. 

Aprenda más ›

2020-05-11T14:15:10-04:00

2018-FLL

Fondasyon Limyè Lavi (FLL) fortalece la capacidad de grupos comunitarios para superar sus desafíos económicos, ayudándoles a gestionar actividades ganaderas y microcréditos, defender los derechos de sus hijos y proteger el medio ambiente.

Load More Posts

Personal que trabaja con proyectos en Haití

¡Comparte información sobre el desarrollo comunitario!

Noticias y relatos recientes

Preguntas frecuentes

¿Quién dirige la IAF?2020-12-11T14:14:43-05:00

Nos dirige una junta directiva bipartidista nombrada por el presidente de los Estados Unidos y confirmada por el Senado. Los miembros provienen tanto del sector privado como del gobierno federal. La junta nombra a un presidente que funge como nuestro director general.

¿De dónde reciben su financiamiento?2020-12-11T14:20:55-05:00
  • El Congreso de EE. UU. cada año asigna fondos directamente a la IAF. Esta es nuestra mayor fuente de financiamiento.
  • También recibimos transferencias de otras agencias para abordar las prioridades estratégicas de EE. UU. usando nuestro modelo de desarrollo característico desde las bases.
  • Diversificamos nuestras fuentes de financiamiento a través de alianzas estratégicas con los sectores corporativo y filantrópico.
  • Nuestros socios donatarios movilizan recursos locales para cada donación que aportamos. Usualmente la cantidad de recursos que ellos aportan exceden el dinero de los contribuyentes de EE. UU. que invertimos. Al exigir una aportación como contraparte maximizamos la sostenibilidad y nos aseguramos de que las comunidades asuman la responsabilidad de resolver los desafíos de desarrollo en sus localidades.
  • Aceptamos donaciones privadas, deducibles de impuestos, para promover el desarrollo dirigido por las comunidades en Latinoamérica y el Caribe. Puede hacer donativos directamente.
¿En qué se diferencian de otras agencias o patrocinadores?2020-12-11T14:24:17-05:00

Un grupo bipartidista de visionarios en el Congreso de EE. UU. fundó la IAF hace 50 años con el fin de abordar su convicción de que el Gobierno de EE. UU. necesitaba enfocar ayuda para desarrollo exterior hacia los pueblos más vulnerables y marginados de América. Ellos querían formar una agencia alineada con las prioridades de política exterior de los Estados Unidos y complementaria a los canales existentes de ayuda exterior de los EE. UU.

Hemos afinado un modelo de desarrollo que nos diferencia de las siguientes maneras:

  • Con quiénes trabajamos. Nos dirigimos a las organizaciones de base y de la sociedad civil que trabajan a nivel comunitario, y que con frecuencia apenas comienzan. Dirigimos los fondos a regiones y poblaciones marginadas.
  • Quiénes impulsan el proceso. Dejamos que personas locales marquen la pauta y catalicen sus propias soluciones. Estamos convencidos de que el progreso del desarrollo se sostendrá mejor cuando las organizaciones locales utilizan las ideas y las ponen en acción.
  • Cómo financiamos. Aportamos pequeñas cantidades de financiamiento directamente a las organizaciones locales, en vez de hacerlo a través de contratistas internacionales o gobiernos extranjeros.
  • Cómo nos adaptamos. Podemos iniciar o suspender, modificar o acelerar con rapidez el flujo de las donaciones cuando cambien las condiciones en el lugar, lo que es poco común en los modelos tradicionales de asistencia exterior.
  • Cómo ahorramos dinero para maximizar los fondos disponibles para donaciones. Controlamos nuestros costos al mantener una organización esbelta, con menos de 50 empleados y sin oficinas en el extranjero. También compartimos los servicios administrativos básicos con otras agencias. Gracias a eso tenemos una tasa muy baja de gastos para operar la fundación; solamente el 8%.
  • Cómo hacemos responsables a nuestros socios donatarios por los resultados sostenibles. Trabajamos intensamente en colaboración con nuestros socios donatarios, formamos relaciones basadas en la confianza y los conectamos con oportunidades de aprender de sus similares y con alianzas en distintos sectores. Requerimos de informes de progreso en los objetivos del proyecto cada seis meses, y auditamos sus finanzas con regularidad. Constantemente los desafiamos a lograr la sostenibilidad y la autosuficiencia.

Nuestra estructura de gobierno público-privada, bipartidista, garantiza que nos beneficiemos con la experiencia del sector privado y trabajemos a favor de los intereses de los EE. UU establecidos a largo plazo. Nuestro trabajo con los donatarios promueve:

  • el fortalecimiento económico
  • la paz y la seguridad
  • la inclusión en los gobiernos democráticas locales
  • la resiliencia comunitaria ante impactos ambientales, económicos, sociales y políticos.
¿Puede una pequeña donación de unos $50,000 hacer una diferencia real?2020-12-11T14:27:25-05:00

Sí. Porque:

  • Sabemos cómo seleccionar a nuestros socios. Apoyamos a grupos de base con historial probado en actividades participativas de autoayuda, que estén dispuestos a invertir sus propios recursos. Investigamos a todos nuestros socios a través de la embajada de Estados Unidos en el país antes de comprometernos a aportar fondos.
  • Respondemos a iniciativas locales. No imponemos proyectos desde arriba; en cambio, expandimos las ideas y los compromisos de las personas de la localidad.
  • Promovemos procesos económicamente sostenibles, ya sea con los ingresos generados por los donatarios o con recursos obtenidos de los sectores público y privado.
  • Apoyamos las estrategias innovadoras que son repetibles y adaptables en otros entornos. Otras comunidades aprenden estos métodos y multiplican el efecto de las actividades del proyecto.
¿Qué es el desarrollo de base?2020-12-11T14:33:26-05:00

Usamos el término «desarrollo de base» para referirnos al proceso por el que los pueblos marginados se organizan a nivel local para mejorar el bienestar de sus familias, comunidades y sociedades. Lo que diseñan con frecuencia es holístico, abordando múltiples necesidades sociales, culturales y económicas. Estamos convencidos de que una estrategia orientada a las personas es esencial para promover tanto economías prósperas como sociedades equitativas y democráticas. Para dar prioridad a la gente, hacemos énfasis en la participación comunitaria y la formación de redes, e invertimos en el fortalecimiento de las organizaciones y en hacerlas más representativas de las comunidades a las que sirven.

¿Cuáles son los principios que nos rigen?2020-12-11T14:37:05-05:00
  • Invertir en las personas y en sus organizaciones
  • Canalizar fondos directamente a la sociedad civil
  • Promover el emprendimiento, la innovación, la inclusión y la autodependencia
  • Fortalecer las prácticas democráticas
  • Empoderar a los pueblos vulnerables para que resuelvan los desafíos que enfrentan
  • Tratar a nuestros socios con respeto y empatía
¿Qué ha logrado la IAF?2020-12-10T11:40:28-05:00

Hemos sido líderes en el reconocimiento de las iniciativas de base como un factor crítico para el desarrollo sostenible de Latinoamérica y el Caribe. Desde 1972 hemos apoyado a más de 5,400 organizaciones en 35 países. Con el paso del tiempo hemos invertido constantemente en producción de alimentos y agricultura, desarrollo empresarial, educación y capacitación, participación cívica e inclusión social y económica.

Junto con nuestros donatarios, hemos probado modelos participativos rentables para el desarrollo social y económico. Estos modelos han generado empresas autosostenibles y han sido replicados y expandidos por gobiernos y grandes agencias donadoras, mejorando así las condiciones de vida de cientos de miles de familias en todo el hemisferio.

Más específicamente:

  • Nuestro modelo de financiar iniciativas locales dirigidas por la comunidad, en vez de a personas u organizaciones internacionales, ha sido reconocido como una mejor práctica para el desarrollo.
  • Hemos brindado fondos y apoyo técnico constates a organizaciones de base de maneras que, de acuerdo con nuestros donatarios, otras organizaciones no lo hacen. Alrededor del 30 por ciento de nuestros nuevos donatarios nunca han recibido apoyo del gobierno de Estados Unidos ni de donadores internacionales.
  • Nuestros viajes para el intercambio de conocimientos entre donatarios han creado un ambiente que promueve la difusión de innovaciones en el campo.
  • Al apoyar a los sectores filantrópicos locales, hemos fomentado las condiciones necesarias para reducir la dependencia de las organizaciones de Latinoamérica y el Caribe de la ayuda exterior estadounidense, respondiendo así a nuestro mandato original y a las críticas comunes a la asistencia extranjera.
¿Cuáles son los resultados del financiamiento de la IAF?2020-12-11T14:52:46-05:00

El desarrollo de base funciona. No solamente desarrolla en las personas el interés de mejorar sus propias condiciones de vida, sino que también fomenta la ciudadanía responsable. Con el fin de medir los efectos de nuestra inversión, hacemos un seguimiento sistemático de los resultados de nuestros proyectos, usando indicadores diseñados para medir sus resultados tangibles y la capacidad cívica de las personas, las organizaciones y las comunidades.

Durante nuestros 50 años hemos tenido logros muy concretos, que incluyen:

  • Fundamos el primer programa de microcréditos en Sudamérica casi una década antes del establecimiento del Grameen Bank en Bangladesh, que popularizó la idea del microfinanciamiento para el desarrollo comunitario.
  • Hemos invertido en asociaciones de agricultores, artesanos y otros productores para refinar sus productos, aumentar sus operaciones, comercializar eficazmente y exportar. Por ejemplo, El Ceibo, una federación de agricultores de subsistencia de la cuenca del Amazonas, en Bolivia, se convirtió en la primera organización del mundo en exportar cacao y chocolate orgánico a los mercados internacionales de alto nivel. Hoy día es uno de los mayores exportadores de chocolate de Bolivia.
  • Creamos una organización integrada por fundaciones corporativas de Latinoamérica, RedEAmérica. Al ir más allá de las donaciones de caridad, se convirtió en líder regional en la canalización de inversiones del sector privado a proyectos de desarrollo dirigidos por la comunidad. Hoy es una organización independiente con 80 miembros en 13 países.
  • Como uno de los primeros patrocinadores internacionales en financiar organizaciones de afrodescendientes en la década de 1970, asumimos un rol de liderazgo al fomentar su trabajo de promoción de los derechos, el reconocimiento y la inclusión de las personas de ascendencia africana. Nuestros donatarios abogaron por la inclusión de los afrodescendientes en los censos de diversos países, entre ellos Uruguay, Paraguay, Brasil, Argentina y Perú. Con el apoyo de la IAF, una organización hondureña consiguió una resolución de las Naciones Unidas proclamando al período 2015-2024 como el Decenio Internacional para los Afrodescendientes.
  • A partir del 2001 nos asociamos con organizaciones de diáspora en los Estados Unidos para detonar fondos para el desarrollo en sus países de origen, mucho antes de que el sector del desarrollo internacional se moviera en esa dirección.
Go to Top