Una crisis regional

El deterioro de la situación política y socioeconómica de Venezuela sigue generando violencia y limita el acceso de muchos ciudadanos a bienes y servicios básicos. Casi 6 millones de personas han emigrado, y la mayoría de ellas siguen en Latinoamérica y el Caribe. Esto ha creado un desafío humanitario y económico sin precedentes para la región. La infraestructura pública no puede mantenerse a la altura de las necesidades, y los ciudadanos están preocupados por las limitaciones de sus recursos. Además, una vez que los migrantes venezolanos satisfacen sus necesidades inmediatas, como vivienda y atención médica, enfrentan desafíos a largo plazo, como integrarse a las comunidades en las que se han asentado.

Un mapa de América del Sur muestra que los donatarios de la IAF están trabajando actualmente con migrantes venezolanos en Colombia, Ecuador, Perú y Brasil. También muestra dos países donde la IAF está comenzando a financiar proyectos de apoyo a los migrantes venezolanos: Chile y Argentina.

La IAF responde

Aprovechamos nuestra amplia red de organizaciones comunitarias con experiencia para apoyar proyectos que aborden las necesidades a largo plazo de los migrantes venezolanos y las comunidades en las que viven. Hemos invertido $6.4 millones en nuestros 31 socios donatarios en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Perú, Trinidad y Tobago, y Uruguay. Estos donatarios promueven la inclusión social y económica de los venezolanos desplazados al:

  • aumentar las oportunidades para obtener ingresos
  • combatir la xenofobia
  • promover la resolución de conflictos
  • facilitar el acceso a servicios de salud y psicosociales.