Descripción del proyecto

Los pueblos indígenas de la región de la Orinoquía de Colombia, que ya experimentaban pobreza crónica, han visto amenazados sus medios de vida y su salud por la pandemia de COVID-19. La violencia, las amenazas y la usurpación o explotación de los recursos naturales por intereses externos y grupos armados no estatales también han aumentado durante la pandemia. La IAF apoya estrategias para mejorar la seguridad de los grupos históricamente marginados. Nuestra donataria, la Fundación para el Etnodesarrollo de los Llanos Orientales de Colombia (Etnollano) está trabajando con siete comunidades de los grupos étnicos Amorúa, Sikuani y Sáliva en el norte del Vichada representados por una organización indígena regional, la Organización Regional de los Pueblos Indígenas del Bajo Orinoco (ORPIBO), para implementar una estrategia de resiliencia y prevención ante elCOVID-19 basada en el conocimiento y las costumbres locales.  

Esta donación forma parte de la iniciativa más amplia de la IAF para construir una paz justa y duradera en Colombia y de su estrategia en respuesta al COVID-19.