Descripción del proyecto

Los municipios de Catacamas y Dulce Nombre de Culmí, en el este de Honduras, están en una región con oportunidades limitadas de empleo o constante inseguridad alimentaria, una situación que con frecuencia ha llevado a los residentes a dañar los frágiles ecosistemas de las áreas protegidas cuando tratan de ganarse la vida y cultivar alimentos. Infortunadamente, llegan pocas inversiones externas a la región que pudieran facilitar el desarrollo de las  comunidades.  En la IAF apoyamos las estrategias encabezadas por la comunidad para liberar recursos privados, públicos y comunitarios para el desarrollo de grupos de base. Nuestro socio donatario, el Instituto para la Cooperación y Autodesarrollo (ICADE), trabaja con los líderes de una federación indígena, con asociaciones de productores de cacao y café y con 18 comunidades para fortalecer sus organizaciones para que puedan ampliar eficazmente sus oportunidades de desarrollo económico, permitiendo que los residentes locales se ganen la vida de mejor manera y satisfagan sus necesidades de seguridad alimentaria mientras protegen los recursos naturales de sus propios municipios.

Esta donación forma parte de los esfuerzos de la IAF para abordar las causas raíz de la migración irregular en Centroamérica.