Loading...
Más que donaciones2018-07-26T09:58:42+00:00

Hacemos más con menos

En la IAF apoyamos activamente iniciativas de desarrollo de base para buscar incrementar los recursos disponibles en las comunidades de América Latina y el Caribe. Los grupos comunitarios con los que nos asociamos, proponen soluciones creativas para abordar sus necesidades de desarrollo, a lo que respondemos con pequeñas donaciones.

Dar donaciones no es todo lo que hacemos en la IAF. Buscamos aumentar el impacto de nuestro trabajo de forma estratégica y rentable, apoyamos redes de aprendizaje entre pares y la movilización de recursos de la comunidad.

Ayudamos a construir comunidades desarrollando capacidades

Consideramos que compartir las mejores prácticas y experiencias entre los grupos marginados, así como con aquellas redes nacionales y regionales más importantes, fortalece las comunidades con las que trabajamos y sus objetivos de desarrollo.

Si bien nuestras donaciones son flexibles y generalmente incluyen fondos para asistencia técnica, muchas organizaciones de base y no gubernamentales tienen dificultades para lograr el tipo de experiencia que necesitan para mejorar su desempeño.

Minga Perú es un buen ejemplo de cómo el fortalecimiento de las capacidades organizacionales en áreas como comunicación estratégica pueden ayudar a nuestros donatarios a trabajar de manera más efectiva, desarrollar una presencia más sólida en su comunidad y movilizar más recursos. Las conexiónes con redes de cooperación internacional tiende crear un nuevo modelo de asistencia técnica llamado Programa de Fortalecimiento Institucional en Comunicaciones Estratégicas (FICE).

El aprendizaje entre pares multiplica el impacto

Nuestro enfoque a la hora de asignar fondos es cooperativo y participativo. Involucramos a los socios de la comunidad en cada paso del proceso. Además de responder ante las necesidades específicas de desarrollo identificadas por las comunidades, compartimos recursos disponibles, ofrecemos colaboración activa y conectamos a nuestros socios comunitarios a través de redes, programas de intercambio y oportunidades de aprendizaje entre pares.

Estas iniciativas multiplican los resultados obtenidos. Las redes de conocimiento apoyan la sostenibilidad de los proyectos a largo plazo mucho más allá de la duración de una donación.

Un buen ejemplo de ello es el trabajo de RedColaborar, una plataforma que promueve a personas y organizaciones de base en LAC para fortalecer los vínculos entre socios y así apoyar el intercambio de experiencia y conocimiento.

Conectando personas y soluciones a través de redes

A través de presentaciones, talleres y visitas de campo, nuestros socios comunitarios tienen la oportunidad de analizar los desafíos y oportunidades que enfrentan sus comunidades. También comparten las mejores prácticas sobre soluciones sostenibles para desafíos locales de desarrollo económico y social, adaptación al cambio climático, mejora de la seguridad alimentaria y otros temas.

Una vez finalizados nuestros eventos de intercambio de conocimiento y creación de redes, identificamos próximos pasos a seguir en cada uno de sus países y las posibilidades de una colaboración continua.

Por ejemplo, en 2012 y 2015 facilitamos la participación de nuestros socios comunitarios de 16 países, en un evento regional convocado por Ecovida, una red de más de 220 asociaciones de productores y empresas agrícolas, ONG y grupos de consumidores de los tres estados del sur de Brasil. El evento facilitó a nuestros socios la oportunidad de reunirse, debatir, compartir experiencias, ideas y lecciones aprendidas sobre prácticas de agricultura sostenible.

La IAF también patrocina intercambios entre beneficiarios, que a su vez crean redes orgánicas, en las cuales los beneficiarios se reúnen, comparten experiencias y aprenden unos de otros. Los resultados de estos intercambios y visitas han sido positivos, puesto que los beneficiarios aprenden nuevos enfoques para abordar desafíos similares y conectarse con organizaciones que han logrado desarrollar creativas habilidades técnicas o procesos que están dispuestos a compartir.

En los últimos años, los resultados de intercambio de conocimiento y trabajo en red fueron evidentes. Un ejemplo es la red Sa Qa Chol Nimla K’aleb’aal (SANK) de Guatemala, quienes trabajan con las comunidades Q’eqchi ‘, apoyándoles en la gestión de sus recursos naturales, respetando sus tradiciones ancestrales. Además, pudieron beneficiarse de la experiencia técnica proporcionada por la Asociación de Abogados Mayas y Notarios de Guatemala (AANMG).

Garantizar el desarrollo empresarial sostenible

Nuestro enfoque con el desarrollo sostenible tiene en cuenta la obtención y el incremento de recursos privados, públicos y comunitarios para el desarrollo de base, a través de convenios de colaboración en temas financieros y programáticos. Estos recursos económicos o en especie provienen frecuentemente de la comunidad, de mecenas activos, de ayudas corporativas, de fondos públicos y de organizaciones en la diáspora.

Los esfuerzos de desarrollo comunitario de nuestros socios serán sostenibles en la medida en que logren aprovechar, movilizar y apalancar recursos locales y nacionales que se sumen a los nuestros. El desarrollo exitoso a largo plazo requiere de experiencia y de una diversidad de recursos que provengan de todas las partes interesadas: la sociedad civil organizada, el sector público y el sector privado. Desarrollar alianzas novedosas, incluyendo distintas miradas, multiplicará el impacto de las contribuciones de Estados Unidos.

Para fomentar un ambiente empresarial propicio y saludable es importante contar con vecinos estables y fieles al estado de derecho, al mismo tiempo que un sector privado comprometido con el fortalecimiento de las instituciones democráticas.

¡Comparte información sobre el desarrollo comunitario!

Noticias y Relatos Recientes